"GRACIAS POR ESCUCHARME"

Esto es algo que escucho a menudo en mis clientas y siempre me enternece y también me llama a la reflexión. En lo personal tengo muy en claro que soy yo quien esta prestando un servicio a otra persona, que estoy al servicio de su crecimiento. Por lo tanto, si no escucho lo que tiene para contar ¿como podre ayudarla?


A mi me encanta escuchar las historias, los obstáculos, las "rayadas mentales" o las cosas que duelen o molestan, porque siento que así puedo acompañarlas de manera mas asertiva. Solo cuando comprendo porque les cuesta dar X paso, porque les incomoda tal asunto, porque no se animan a X, recién ahí puedo armar una estrategia acordes a ellas y por ende, realizable.


Escuchar con atención plena, con la inteligencia predispuesta y con el corazón es parte de brindar un servicio humano y verdadero.


¿De que manera te gusta escuchar a tus clientas?



2 vistas